Aparece Surpanakha: Cuando el Ego se siente atraído por la Luz

Surpanakha copy


Esta es la historia en la que hace aparición la diablesa Surpanakha que, enseguida, queda enamorada de Rama y de Lakshmana, por lo que decide presentarse a ellos como una posible consorte. Ante la negativa de ambos, y humillada por los dos, decide pedir venganza a sus hermanos. Esta historia es una alegoría a esa parte de nosotros que se siente atraída por todo lo que el camino espiritual conlleva, pero que se olvida o desconoce que siempre es un sendero plagado de luces y de sombras.

 

La Historia

Aparece Surpanakha

Se encontraban Rama, Sita y Lakshmana conviviendo en su cabaña cuando,un día, apareció por ahí la rakshasi Surpanakha. Se trataba de una diablesa de aspecto aterrador que, al ver a Rama, quedó enseguida enamorada de él. Así pues, con su magia, decidió convertirse en una hermosa mujer y se acercó a él.


Rama estaba absorto en la conversación cuando una rakshasi pasó a su lado. Era Surpanakha, la hermana del rakshasa Ravana. Cuando vio a Rama, glorioso como una criatura celestial, se enamoró inmediatamente de él.

Y, totalmente henchida por el deseo, comenzó a intentar convencer a Rama de que dejara a Sita para convertirla en su esposa.


¿De qué te sirve esta Sita? Es fea, deforme y no se te puede comparar. Pero tú y yo somos iguales, ¡piensa en mí como tu esposa! Devoraré a esta horrible mortal cuya barriga le cuelga mucho. ¡También me comeré a tu hermano! Y entonces, amor mío, tú y yo podremos errar por los bosques de Dandaka y disfrutar de sus montañas y pastizales!

Rama, entonces, comprendió la visión sesgada de Surpanakha y decidió bromear sobre el asunto, así pues, trató de convencerla de que su casamiento era imposible, pues Sita era su esposa y estaba ahí con él… pero que, sin embargo, Lakshmana se encontraba solo, sin su esposa, y al ser ambos hermanos y tan parecidos, podría ser una buena opción. Escuchando esto, enseguida Surpanakha fue hacia Lakshmana con el deseo de convertirlo su esposo, pero este también la rechazó.

Enfadada la rakshasi, decidió arremeter contra Sita, algo que despertó el enfado de Rama y Lakshmana, así que este decidió cortar la nariz y las orejas a la rakshasi que, humillada, salió corriendo de aquel lugar.

Rama_Spurns_Suparnakha_by_Warwick_Goble


La venganza de Surpanakha

 

Llena de ira, Surpanakha decidió pedir ayuda a su hermano Khara, contándole la profunda humillación que había recibido. Así pues, el rakshasa decidió enviar a catorce de los mejores generales de su ejército a matar a Rama, pero este lanzó sus flechas y dio muerte a todos. Ante la fortaleza que el rival parecía tener, decidió enviar esta vez catorce mil rakshasas, pero, en un solo lanzamiento de sus flechas, Rama eliminó a todos los rakshasas


Las tropas lanzaron una lluvia de flechas sobre Rama (…) pero Rama contuvo el ataque con sus propias flechas así como el mar absorbe al río. Aunque lo atacaban por todos los frentes, Rama no se mostraba más inquieto que una poderosa montaña a al que atacan el trueno y el rayo. Atravesado por las flechas y sangrando por todo el cuerpo, Rama estaba rojo como el sol poniente.

Tensó entonces su arco hasta el límite, convirtiéndolo en un círculo. Liberó cientos de miles de flechas con puntas de media luna, que provocaron estragos entre los rakshasas y que los colocaron, con toda seguridad, en el lazo de la muerte.

Sobreviviendo solo tres en la contienda: Khara, Trisiras y el propio Rama. Pero enseguida Rama lanzó sus flechas invocadas con mantras y eliminó a Khara, mientras que Trisiras consiguió huir.

Desesperada y llena de rabia, Surpanakha decidió pedir ayuda a su otro hermano: el temible Ravana.

Continuará…



Significado y simbología


El Ego en busca del placer, en vez de la luz

Muchas veces, cuando iniciamos el camino espiritual o de autoconocimiento, nos embebemos de ideas e imágenes bellas, hermosas… Comenzamos a leer y a explorar, a conocer experiencias de otras personas, de sabios, de maestros, que nos encandilan. Probamos a sentarnos unos minutos en meditación, a mirar hacia dentro y descubrimos que sí, que puede que haya algo más ahí dentro… Y ese algo es maravilloso, es la dicha pura, la satisfacción plena.

Y entonces queremos alcanzarlo lo antes posible. Como esas pequeñas mosquitas que van hacia la luz, sintiéndose atraídas sin saber que la luz puede ser su propia muerte.

Cuando iniciamos un camino espiritual, muchas veces pensamos que podemos alcanzar todas las bondades de manera directa, sin un esfuerzo previo, sin cambiar nada en nosotros: siendo como somos, con nuestras virtudes y nuestros defectos y sin habernos liberado del apego y las aversiones de la mente.

2013GL0334Surpanakha se mueve a través de su deseo. Es una rakshasi deforme, monstruosa que quiere equipararse a Sita, la belleza personificada, y se ve en la misma posición -e incluso superior- para poder ser la esposa de Rama. No es consciente de que esta unión es imposible, por ser ella la oscuridad, lo retorcido. En el propio pasaje, se describe la diferencia entre Rama y Surpanakha:

La rakshasi contempló con admiración a este hombre y sintió que la invadía el deseo. El contraste entre ella y Rama era evidente. Él era apuesto, ella era fea. Él tenía el talle fino y ella una panza redonda. Él tenía los ojos grandes y bien separados, mientras que ella era bizca. Él tenía el cabello suave y oscuro, y ella cobrizo y encrespado. La voz de él era dulce y delicada, y la de ella ronca y áspera. Él era joven, apuesto y honorable, ella era vieja, cruel y embustera. Él caminaba por el sendero de la virtud, ella era perversa. Él era encantador y refinado, ella era burda.

Podríamos decir que Surpanakha es la Sombra de Rama, por lo que la unión es imposible entre ambos.

En este sentido, nos dejamos embaucar por nuestro ego cuando pretendemos alcanzar determinadas metas espirituales sintiéndonos atraídos solo por la belleza que esto puede suponer. Sin embargo, la Realización es un trabajo en el que debemos desapegarnos del placer y del dolor, mantener una actitud ecuánime y ser dignos de esta experiencia.


La sombra como “gatillo” de la búsqueda interior

Por otro lado, esta parte de nuestra historia es el “gatillo” que va a dar lugar al verdadero acontecimiento importante: el secuestro de Sita. Sin embargo, es solo gracias a Surpanakha y a su actitud y posterior enfado que esto es posible.

Puede esto representar ese momento en que descubrimos que en nosotros hay algo más que un cuerpo,una mente, unos pensamientos y unas emociones. Cuando descubres que en ti, allá a lo lejos, hay una luz, una esencia pura, y que con tu aspecto deforme (simbolizando el Ego) no puedes acceder, va a comenzar, entonces, la lucha para poder llegar a ella.

Surpanakha tiene una misión importante en la historia, sin ella Ravana, el perverso demonio de las diez cabezas, que simbolizará nuestro Ego, aquel que impide que la luz del ser se una a la luz suprema, nunca podrá ser destruido por Rama. Así pues, nuestra Sombra será precisamente la que nos lleve hacia la luz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s