La menstruación y las posturas invertidas. Rompiendo mitos

Yoga y menstruación facebook

Hacía mucho tiempo que me apetecía tratar este tema. Hace unos días, una conversación por las redes sociales me hizo comprender que no podía postergar más el asunto y tratarlo de ello. Por desgracia, aún existen mucha superstición y mito respecto a las mujeres y el periodo menstrual. Que si no puedes bañarte o, en su versión más light, no mojarte la cabeza (WTF!!!); que si no puedes tocar perejil, que se pudre; que si no puedes hacer ejercicio físico; que si no puedes hacer invertidas… Sinceramente, toda una sarta de supersticiones sin fundamento -y que me perdonen los puristas de los consejos del yoga- y que ya la ciencia y la experiencia personal de las mujeres han desmitificado.

Sin embargo, en el yoga, al menos aquí en España (desconozco otros países) aún siguen con eso de que con la regla no puedes hacer invertidas (incluso en ciertos estilos te prohiben entrar en los ashrams…) Creo que al 95% de clases que he asistido, me han dicho siempre que con la regla, no me invierta.

Pero cuando empecé a informarme sobre el asunto, a cuestionarme si era verdad que si me daba la vuelta sufriría después dolores indecibles, me encontré con que no había ningún fundamento (absolutamente ninguno, ni siquiera yóguico) que justificara dicha prohibición. Estudios científicos, experiencias personales, y mi propia experiencia lo atestiguaban. A pesar de ir con miedo a la hora de hacer invertidas estando con la regla, luego, en realidad, no me pasaba absolutamente nada. De hecho, a veces me encontraba mejor incluso que al principio. Más ligera, más desahogada, con menos hinchazón.

En este artículo, hablo de todas estas cuestiones. He mencionado algunos artículos científicos respecto a la menstruación y a la ingravidez, la teoría de que si el apana ha de fluir hacia abajo, el caso de la menstruación y el resto de hembras de la naturaleza… y me he dejado cuestiones tan importantes como que el yoga sea la ÚNICA disciplina de actividad física, que te prohíba practicarla en tu menstruación.

Por último, te invito a que seas TÚ MISMA quien decida qué es bueno para ti y qué no es bueno para ti. Y que no permitas que ninguna persona ajena estigmatice de alguna manera tus procesos fisiológicos.

El artículo completo puedes leerlo aquí 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s