Esta semana, en clase: Supta Virasana o el Héroe Acostado

Supta Virasana, Héroe Acostado

 

Esta semana continuamos con las asanas de apertura del corazón. Experimentamos con Supta Virasana, el Héroe Acostado. Una asana donde abrimos completamente toda nuestra parte frontal, para dar amplitud a nuestros músculos y desarrollar nuestra musculatura, que nos permita crear espacio a nuestros pulmones y por tanto absorber más oxígeno, y con el aire, el prana. Creamos espacio, nos liberamos de las ataduras, para dejar que las emociones fluyan libremente, para ayudarnos a deshacernos de las tensiones acumulada y mostrar nuestra verdadera esencia, nuestro verdadero ser. Disfrutemos de Supta Virasana.

Sigue leyendo

Esta semana, en clase: Ardha Matsyendrasana, la Media Cola de Pez

 

Ardha Matsyendrasana con fondo

 

Cuando Shiva enseñaba a la diosa Parvati, su esposa, los secretos del Yoga, un pez escuchaba atentamente todo lo que le decía y consiguió alcanzar el mismo conocimiento. Cuando Shiva se dio cuenta de ello, desterró al pez a la tierra firme. Cuando emanó de ella, el pez se transformó en hombre, y compartió los conocimientos con el resto de humanos. Este pez fue llamado Matsyendra, el Señor de los Peces, convirtiéndose en el primer Rishi de la historia.

Ardha Matsyendrasana, la Media Cola de Pez, es una asana de torsión espinal, que rejuvenece y revitaliza la columna vertebral, irrigando la columna, y tonificando y fortaleciendo los pequeños músculos que la rodean. Las asanas de torsión son en sí mismas restaurativas:  pueden ayudarnos a calmarnos después de una asana intensa, o bien puede revitalizarnos tras una serie de asanas relajantes.

Esta semana vemos Ardha Matsyendrasana.

Sigue leyendo

Esta semana, en clase: Natarajasana, el Rey de la Danza

Natarajasana
Natarajasana

Natarajasana, el Señor de la Danza, a la que también nombramos como la Bailarina y, en su versión más simple, como el “Lápiz”, representa al Dios Shiva en su faceta de Dios de la Destrucción. En la cosmogonía mítica de la India, Brahma, Vishnu y Shiva son los tres aspectos de una misma divinidad: Brahma como Creador, Vishnu como Conservador y Shiva como Destructor. Esta asana simboliza la terrible danza, Tandava, que Shiva ejecutará cuando haya de destruir todo lo conocido, para que un nuevo cosmos surja de nuevo.