Ardha Chandrasana: La media Luna

Ardha chandrasana modificado

La media luna es un asana que conjuga el estiramiento lateral con el equilibrio en posición de pie y en nuestra secuencia para el yoga en la primavera, nos lleva al final del camino. Abrir lateralmente, expandirnos en cada lado de nuestro cuerpo nos ayuda a encontrar el equilibrio a nivel físico, a nivel mental y a nivel emocional y, además, a que nuestros nadis, Ida y Pingala, se encuentren liberados de los bloqueos energéticos que nos van sucediendo a lo largo de la vida y las experiencias. Disfrutemos, pues, de Ardha Chandrasana.

Sigue leyendo

Anuncios

Esta semana, en clase: Natarajasana, el Rey de la Danza

Natarajasana
Natarajasana

Natarajasana, el Señor de la Danza, a la que también nombramos como la Bailarina y, en su versión más simple, como el “Lápiz”, representa al Dios Shiva en su faceta de Dios de la Destrucción. En la cosmogonía mítica de la India, Brahma, Vishnu y Shiva son los tres aspectos de una misma divinidad: Brahma como Creador, Vishnu como Conservador y Shiva como Destructor. Esta asana simboliza la terrible danza, Tandava, que Shiva ejecutará cuando haya de destruir todo lo conocido, para que un nuevo cosmos surja de nuevo.

Esta semana, en clase: Garudasana, el Águila

Garudasana sobre fondo

 

Esta semana pondremos nuestra atención en Garudasana,  la postura del Águila.  Garuda es considerado un dios menor en el hinduismo y también en el budismo: en su nacimiento fue confundido con el dios Agni, por el fuego interior que desprendía. Posteriormente se convertiría en la montura donde viaja el dios Vishnu, conservador de todas las cosas.  No es azaroso que esta posición sea consagrada a Garuda, el Águila, pues el entrelazado de las piernas y de los brazos nos va a ayudar a dar apertura a la zona posterior del cuerpo y a la profunda separación de los omóplatos, como si de las alas de un ave se tratara. El equilibrio va a ayudarnos a la concentración y la suave flexión hacia delante activará nuestro fuego interior. Disfrutemos, pues, de Garudasana

Sigue leyendo

Esta semana, en clase: Vrksasana (el Árbol)

 

El árbol sobre fondo

A través de las asanas, somos capaces de inferir un estado mental específico. La consciencia en nuestro cuerpo y en nuestra respiración a la hora de ejecutar una postura, las aperturas y las acciones energéticas apropiadas en cada caso, van a llevarnos a adquirir un estado mental en consonancia con lo que nuestro cuerpo está haciendo, y podemos aprovechar ese conocimiento para manifestarlo en nuestra realidad del día a día.

Siendo el otoño una estación de inestabilidad, de cambio, de transformación; una estación donde el viento va y viene y a veces nos arrastra, podemos, a través de nuestro cuerpo -y del cuerpo a la respiración, y de la respiración a la mente- crear en nosotros la estabilidad, el equilibrio, la fortaleza para contemplar el ir  y venir del viento, manteniéndonos estables.

Vrksasana, la postura del árbol, en la que se conjuga la fortaleza y estabilidad de las asanas de pie, con el equilibrio del cuerpo, aprenderemos a mantenernos firmes a pesar de las visicitudes que puedan llegar.