Esta semana, en clase: Ardha Matsyendrasana, la Media Cola de Pez

 

Ardha Matsyendrasana con fondo

 

Cuando Shiva enseñaba a la diosa Parvati, su esposa, los secretos del Yoga, un pez escuchaba atentamente todo lo que le decía y consiguió alcanzar el mismo conocimiento. Cuando Shiva se dio cuenta de ello, desterró al pez a la tierra firme. Cuando emanó de ella, el pez se transformó en hombre, y compartió los conocimientos con el resto de humanos. Este pez fue llamado Matsyendra, el Señor de los Peces, convirtiéndose en el primer Rishi de la historia.

Ardha Matsyendrasana, la Media Cola de Pez, es una asana de torsión espinal, que rejuvenece y revitaliza la columna vertebral, irrigando la columna, y tonificando y fortaleciendo los pequeños músculos que la rodean. Las asanas de torsión son en sí mismas restaurativas:  pueden ayudarnos a calmarnos después de una asana intensa, o bien puede revitalizarnos tras una serie de asanas relajantes.

Esta semana vemos Ardha Matsyendrasana.

Sigue leyendo

Anuncios

Esta semana, en clase: Virabhadrasana I, El Guerrero nº 1

 

Virabhadrasana I

Durante el invierno, la energía cambia de sentido y se interioriza. La Naturaleza parece haberse detenido, sin embargo, la vida bulle dentro de cada árbol aparentemente yerto, dentro de cada rincón bajo la tierra en forma de semillas, de madrigueras, en cada espacio y lugar. Un letargo que en el fondo concentra dentro de sí toda la energía necesaria para el comienzo del nuevo ciclo. De igual manera, dentro de nosotros, la energía se condensa en nuestro centro, para proyectarse hacia afuera. Aprovechamos este cúmulo para proyectarla desde nosotros hacia los demás. Virabhadrasana I, el Guerrero nº1, nos permite proyectarnos hacia afuera, dándonos las herramientas necesarias para que nuestra energía sea firme e imponente, y, con ella, nuestra mente, nuestra actitud y nuestro ser. El Guerrero I es el comienzo de la estabilidad, de la decisión, de la confianza, de la estima, del “aquí estoy: aquí y ahora” y nos ayuda a enfrentarnos a nuestros miedos y a sacar lo mejor de nosotros mismos.

 

Esta semana, en clase: Virabhadrasana I, El Guerrero nº 1

 

DSC_2423

Durante el invierno, la energía cambia de sentido y se interioriza. La Naturaleza parece haberse detenido, sin embargo, la vida bulle dentro de cada árbol aparentemente yerto, dentro de cada rincón bajo la tierra en forma de semillas, de madrigueras, en cada espacio y lugar. Un letargo que en el fondo concentra dentro de sí toda la energía necesaria para el comienzo del nuevo ciclo. De igual manera, dentro de nosotros, la energía se condensa en nuestro centro, para proyectarse hacia afuera. Aprovechamos este cúmulo para proyectarla desde nosotros hacia los demás. Virabhadrasana I, el Guerrero nº1, nos permite proyectarnos hacia afuera, dándonos las herramientas necesarias para que nuestra energía sea firme e imponente, y, con ella, nuestra mente, nuestra actitud y nuestro ser. El Guerrero I es el comienzo de la estabilidad, de la decisión, de la confianza, de la estima, del “aquí estoy: aquí y ahora” y nos ayuda a enfrentarnos a nuestros miedos y a sacar lo mejor de nosotros mismos.