Esta semana, en clase: Viparita Karani Asana, Invirtiendo el mundo

 

DSC_1776

 

Más conocida como La Invertida, Viparita Karani Asana es una de las asanas (aunque también la podemos convertir en un mudra) más reconocidas del Yoga por su fácil acceso para la mayoría de las personas y porque su ejecución nos aporta innumerables beneficios en nuestro organismo, en nuestra mente y en nuestra respiración. La posición ligeramente invertida del cuerpo nos va a ayudar a limpiar de toxinas nuestro cuerpo, y a estimular el sistema linfático, regulando el ciclo hormonal y equilibrándolo. Esta semana vamos a descubrir en clase todo lo que Viparita Karani nos aportará.

 

Las posiciones invertidas son las que más beneficios nos aportan y también de las que más respeto nos merecen y más nos pueden impresionar, pero la realidad es que una vez que hemos dominado la técnica, son bastante sencillas de ejecutar y muy asequibles para casi cualquier persona. Sin embargo, a pesar de su fácil ejecución, muchas lesiones surgen a raíz de practicar una asana invertida, por muy sencilla que pueda parecer, y esto se debe al miedo que sentimos a tener el cuerpo en posición contraria a la gravedad. Todos los miedos se nos manifiestan como tensión: lo que debemos mantener relajado, lo tensamos (es muy habitual tener tensa la zona de los hombros y el cuello, lo que da lugar a molestias e incluso lesiones en esta zona) y puede dar lugar a que tengamos alguna molestia e incluso a lastimarnos, algo que con una actitud de confianza y relax es perfectamente evitable. Vamos a ver cómo ejecutarla, pero recuerda esto: el miedo es el peor enemigo de la invertida, antes de ejecutarla, deshazte de tu miedo o enfréntate a él con confianza y relajación.

Sigue leyendo

Anuncios

Esta semana, en clase: Shishulasana, el Delfín

Shihulasana

Esta semana, en clase, vamos a trabajar con Shishulasana, también conocida como el Delfín. En esta posición adoptamos una postura semi invertida, que nos va a reportar todos los beneficios que se observan en Sirsasana, de una manera más atenuada. Se trata del paso previo para su realización. Las asanas invertidas ponen nuestro mundo del revés, dan la vuelta al mundo, y nosotros debemos mantenernos estables, firmes y fuertes para evitar dejarnos arrastrar por los grandes giros.

 

Sigue leyendo